Gru
26
Un detenido por el asesinato del policía en Villa Madero

Un joven con antecedentes penales fue detenido en las últimas horas como sospechoso del crimen del cabo primero de la Policía Federal Javier Lozano, acribillado de cinco tiros el lunes último en una pizzería de Villa Madero, informaron fuentes de la pesquisa.

La aprehensión fue ordenada por la fiscal 1 de La Matanza, Celia Cejas, quien para las 16 de hoy tiene previsto someter al sospechoso, identificado como Andrés Fleita Gómez (27), a una rueda de reconocimiento con el fin de que pueda ser identificado por testigos del asesinato.

Este mediodía, durante el velatorio de Lozano, realizado en una cochería de avenida Córdoba al 3500, en Almagro, el jefe de la Policía Federal, comisario general Néstor Vallecca, dijo que el aprehendido es un joven que „hace menos de un mes fue detenido en la Capital Federal por un hecho grave de robo a mano armada y ya estaba en libertad”.

Voceros policiales a cargo de la investigación, en tanto, confirmaron que el sospechoso tiene antecedentes por asalto a mano armada y portación de arma de guerra y creen que estuvo detenido en un penal, por lo que pidieron información al respecto al Servicio Penitenciario Federal y Bonaerense.

Según las fuentes, en base a dichos de testigos se llegó al sospechoso, que sería uno de los delincuentes que participó activamente del asesinato dentro de la Pizzería junto con otro joven, aún prófugo.

Tras el arresto, se secuestró de la vivienda del acusado ropa que coincidiría con la descripta por los testigos, agregaron los informantes.

Lozano (34), quien cumplía funciones como custodio del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y estudiaba arquitectura, fue asesinado el lunes último cerca de las 21.30, cuando estaba junto a su mujer embarazada y se detuvo a comprar pizza en el local „El Buen Sabor”, ubicado en Loyola y avenida Crovara, en Villa Madero.

Cuando entró solo a comprar, dos jóvenes ingresaron con fines de robo al comercio y amenazaron a todos los presentes, entre ellos a los dueños y a tres o cuatro clientes.

Aparentemente, Lozano se identificó como policía y pretendió resistir el robo, por lo que se trenzó en lucha con uno de los asaltantes y fue acribillado de cinco tiros, dos en la cabeza y tres en el pecho.

Esta mañana, durante el velatorio, se hicieron presentes el jefe de la Policía Federal, Vallecca, y su par de la bonaerense, Juan Carlos Paggi, ya que el padre de Lozano fue miembro de esa fuerza y pidió especial autorización para despedir a su hijo vistiendo el uniforme reglamentario.

Paggi se mostró apesadumbrado por lo ocurrido y dijo que su presencia allí obedecía a que ambas fuerzas „comparten jornadas cotidianas de trabajo”.

„Esta es la lucha de la policía, son nuestros mártires sociales, con orgullo lo digo, esta es la mejor demostración de nuestra lucha contra la delincuencia, no tenemos otra opción que estar acá y hacernos presentes, compartiendo este dolor con nuestros hermanos de la Policía Federal”, expresó.

Dietetyczka Kraków
Zabawki kreatywne

Por su parte, Vallecca calificó como „descerebrados” a los autores del crimen y consideró que „habrá que hacer un replanteo general y primero que nada reconocer que lo que está en crisis es la primera institución: la familia”.

Durante el velatorio, la hermana del policía asesinado, Paula, reiteró que a Javier „lo acribillaron, lo asesinaron, le pegaron un tiro y jugaron con él”.

La mujer pidió perdón a familiares de víctimas por no haberse involucrado más cuando vio casos como estos por televisión.

„Pido perdón a todas las madres por no haberme involucrado más cuando lo veía por la televisión porque ahora entiendo el dolor en la mía propia, en mi madre”, expresó llorando, al tiempo que pidió „que los asesinos se pudran en la cárcel”.

También el padre de la víctima, el retirado suboficial mayor de la policía bonaerense Eduardo Lozano, dijo que va a seguir luchando contra la delincuencia: „Voy a llegar hasta lo último por honor a mis nietos, a mi nuera y a mi familia”.