Gru
26
Los materiales

Al momento de elaborar los productos, los artesanos seleccionan y recogen los materiales que la tierra y el rió del Delta les ofrecen. “Elegimos elementos que no haya que depredar”, sostiene Ricciardo. Todo es aprovechado ya que los materiales que utilizan de la naturaleza son renovables, eligiendo preferentemente los productos de las podas o los que las mismas plantas desprenden. Con ellos realizan cestería en junco, en corteza, botánica y en mimbre, lámparas y bandejas rústicas, lápices ecológicos, entre otros.

El proceso de obtención del junco comienza con su corte durante la temporada estival. Se lo selecciona por grosor haciendo atados que son transportados al lugar de secado. Se lo expone al sol durante unos días y luego se almacena en lugares cerrados y secos. Con ellos, se tejen esteras y rollos para cercos.

Por su parte, la madera obtenida proviene de varios sauces y tanto las ramas como los troncos de mayor tamaño se obtienen de la poda o el raleo. Los cortes se realizan durante el periodo de cuarto menguante de la luna, hecho que hace que las maderas permanezcan intactas y sanas, alejadas de los insectos y los microorganismos.

Para la botánica, “se utilizan todo tipo de elementos vegetales como tallos, raíces, flores, frutos y hojas”, sostiene Ricciardo. Los obtienen de las costas de los ríos y arroyos, de los pajonales, de los bosques, de los montes y de las huertas.

Dietetyczka Kraków
Zabawki kreatywne

Por último, el mimbre es obtenido de un pequeño árbol denominado “mimbrera”. Se cortan las varas del mismo y con ellas se realiza el tejido. Desde el invierno a la primavera, se las entierran para que tengan una mayor flexibilidad.

“Vivir en el Delta del Paraná nos permite conocer sus personas y todos sus fantásticos lugares. Uno aprende a respetar el medio ambiente y cuidar los recursos de los que trabajamos y vivimos”, concluye Ricciardo.